Cultura y Ocio Expuesto en la Vida Social.

Resultado de imagen para Cultura y Ocio Expuesto en la Vida Social.

En la sociedad existen diversos ritmos de vida que parten de perspectivas e intereses varios. Es claro que todo esto sucede por un proceso cultural que se obtienen mediante el crecimiento de un individuo y su proceso de culturización.

 

Pero ¿qué ocurre cuando la cultura y el ocio se mezclan en la vida social de un individuo? Pues bien, toda cultura posee diversos rituales y costumbres que van cambiando conforme pasa el tiempo. Algunas personas las mantienen en un aspecto sano.

 

Mientras que otras, utilizan este tipo de rituales culturales con fines negativos o solo por el mero ocio de buscar un cambio o ritmo de vida diferente en el cual un individuo no sienta agobio ante la monotonía diaria de la vida.

 

Muchos de estos ocios suelen convertirse en meras adicciones, ya que al comenzar como una moda o algo propio de la cultura, termina siendo un patrón continuo ante la actitud del individuo el cual afecte tanto su personalidad como su entorno social.

 

¿Quienes suelen ser propensos a una cultura de ocio?:

 

Los individuos más propensos que padecen de estos cambios culturales derivados del ocio son las mentes más jóvenes. Pues esta clase de individuos al encontrarse en una etapa de descubrimiento en cuanto a su puesto en la sociedad tienen a seguir patrones de conductas sociales.

 

Pues muchos de estos patrones son creados por ciertos rituales o caracteres culturales en los cuales una sociedad suele estar expuesta continuamente sin tener conciencia de poseerla. Esto se convierte en patrones a seguir que realizan los jóvenes en busca de su identidad.

 

De este tipo de actitudes culturales nacen los conocidos vicios, algunos suelen ser sanos y otros no tanto. Mientras que el joven trate de buscar un puesto en la sociedad podrá crear su personalidad cayendo ingenuamente en una conducta de ocio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Se puede evitar este tipo de cosas?:

 

En algunas ovaciones sí, mientras que se le inculquen al joven valores morales y razonamiento lógico podrá evitar caer en estos patrones culturales de ocio. De esta forma seguiría conservando los aspectos culturales de manera sana y tendría su puesto en la sociedad.

 

La cultura y el ocio siempre estarán inmersos en la vida social, debido a que son patrones repetitivos que suelen adquirir los individuos sin darse cuentas los efectos o consecuencias que estas puedan causar en cuanto a su entorno.

 

Toda cultura parte de un estilo de vida, y todo estilo de vida se puede ver reflejado en un entorno social. Es cuestión de buscar un ritmo de vida que no caiga en la monotonía pero que no utilice ningún ritual cultural que afecte de forma negativa o se convierta en ocio.

 

Es cuestión de saber lo bueno y lo malo que puede estar inmerso en la cultura de un individuo para evitar que este caiga en la ociosidad. La sociedad tiene un puesto asegurado para cada persona, es cuestión de saber cómo se puede encontrar el lado positivo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*